Noticias

“Justicia por mano propia”

“Justicia por mano propia”

 

Cuando alguien hace algo por fuera de la ley y se lo castiga por un crimen, ésto se llama justicia por mano propia. Las personas involucradas en la justicia por mano propia no lo hacen como miembros calificados de justicia social. La gente que participa en la justicia por mano propia lo hace por una gran variedad de razones, que van desde la percepción de inactividad por parte de la aplicación de la ley hasta razones personales. Y por ello, cabe resaltar que muchas naciones actúan con mano dura sobre esta práctica.

Es importante distinguir entre un hecho relacionado con la justicia por mano propia y las actividades que realizan las organizaciones civiles de lucha contra la delincuencia. Si los miembros de una Asociación de Vigilancia Vecinal vigilan la delincuencia y la denuncian a las autoridades correspondientes, no están participando en la justicia por mano propia. Por el contrario, una multitud enfurecida que ataca a una persona sospechosa por cometer algún delito es participación en justicia por mano propia.

La justicia por mano propia se ha llevado a cabo durante siglos, pero ganó un gran impulso en los Estados Unidos en 1800 con los "comités de vigilancia", que supuestamente luchaban contra la delincuencia juvenil, pero en realidad perseguían a los inmigrantes y los negros. Estos comités atribuyen cualquier tipo de delito a su minoría de elección, la realización de linchamientos públicos y otras formas de castigo en un intento de asustar a los miembros de esa minoría fuera de la ciudad.

El principal problema con la justicia por mano propia es que carece de la organización de un sistema jurídico. La justicia tiene sus tiempos, pero el sistema jurídico tiene una variedad de medidas que están diseñados para identificar con precisión a los delincuentes. Proporcionar a los presuntos delincuentes un juicio justo y una sentencia apropiada es visto como una parte importante de la vida en una sociedad civilizada.

Además de carecer de la protección jurídica, la justicia por mano propia a menudo implica violar la ley. Actos humillantes, como el acoso, y el asesinato a personas sospechosas de crímenes es totalmente un acto ilegal, incluso si el sospechoso resulta ser el culpable.

Actividades:
1) Lectura un artículo periodístico. Fuente: “la voz de san Justo” 16/05/11
2) Comentario de casos.
3) Lectura del articulo 18 de la Constitución Nacional
4) Charla- debate con los docentes de historia, construcción de ciudadanía y derecho.
5) Reflexión escrita.
No a la justicia por mano propia
EDITORIALES | La liberación de integrantes de una familia que pasaron 5 años en la cárcel acusados de un crimen que no cometieron reavivó la polémica sobre un par de temas muy sensibles. Por un lado, la reflexión sobre cómo evitar los errores que la Justicia puede cometer y de los que no está exenta por ser una institución humana. Por el otro, la impropia y negativa tentación a hacer justicia por mano propia que está creciendo en forma alarmante entre nosotros.

La noticia que origina esta columna ocurrió en Villa Celina, partido bonaerense de La Matanza. Allí varios hombres pasaron 5 años tras las rejas por un crimen del que no eran autores. Fueron absueltos, libres de culpa y cargo, al haberse comprobado que nada tuvieron que ver con un aberrante hecho del que fueron acusados falsamente y donde la justicia presionada apuró las sentencias sin haber completado la instancia investigativa. Para peor, a esta familia se le incendió y se le saqueó la vivienda una turba enceguecida promovida por parientes y vecinos de la víctima. La tentación del ojo por ojo diente por diente es, como se observa, muy frecuente y deja traslucir un sentimiento de frustración por parte de alguna porción de la ciudadanía que no encuentra respuestas en la Justicia. Pero no por explicable, debe ser justificable. Quienes incendian propiedades ajenas como venganza o quienes se arman para responder en forma violenta ante el menor indicio de que se encuentran inseguros exhiben conductas que tienen raíces complejas y que exceden largamente el espacio de esta columna. Muchas veces, colaboran para ello la lentitud de la Justicia, la pasividad de las fuerzas de seguridad, la presión de los medios de comunicación y el desprecio por la autoridad que se observa en nuestra sociedad. Pero por más causas entendibles que existan, la sociedad ingresa en un período peligroso de descomposición cuando se generalizan las acciones de grupos que buscan hacer justicia por mano propia. El Estado de Derecho deja de tener razón de ser y la inseguridad se incrementa en lugar de atenuarse. La Justicia es un concepto que supera con amplios contornos a la idea de la Ley del Talión. El debido proceso, el ejercicio de la autoridad legítima y el apego a la ley son logros excepcionales de la civilización que no pueden ponerse en riesgo utilizando parte de la sociedad los mismos métodos que los criminales. Entender este razonamiento es clave para garantizar la vigencia de las normas, más allá de que se insista en forma recurrente en el reclamo por un mejor funcionamiento de la justicia.

Producción de los alumnos de 3er año A y C

“En mi opinión creo que por un lado esta bien y, por otro, está mal, creo que está mal porque aquello que te quitaron no volverá de esta manera. Para muchas cosas la justicia no sirve”

“Yo creo que la justicia por mano propia no tiene ningún fin, pero en el momento sirve para sacarse el sentimiento de impotencia”.

“Creo que por un lado está bien, porque creo que es la locura del momento, pero creo que también está mal porque creo que prefiero hacer justicia como corresponde antes que andar pegando a las personas, si te equivocás que pasaría?
Entonces me parece que uno tendría que pensarlo antes que hacer las cosas y en todo caso fijarte lo que hacés.”


“Esto sucede porque la justicia cada vez actúa más lenta y a veces no sanciona al que tiene que sancionar con las medidas correspondientes”

“Creo que la justicia por mano propia no sirve, porque quizás te podés sacar la bronca pero eso que te quitaron no va a volver”

“Para mí la justicia por mano propia no esta bien, porque para eso está la justicia, pero se entiende que la bronca del momento porque mataron, abusaron, lastimaron a un familiar, a un amigo, hace que reacciones de esa forma y se entiende, pero depende en qué caso. En mi familia discutimos por eso que está mal, pero por otro lado está bien.”

“En mi familia hubo un caso por mano propia. A mi mamá le estaban robando y mi papá justo pasaba con el auto y el ver que la policía no llegaba tuvo que actuar él y ayudar a mi mamá, al llegar la policía uno de los ladrones se escapa y al otro lo agarran. Por eso a veces la gente hace justicia por mano propia, porque la policía llega tarde”.

“A veces se confunde justicia por mano propia con venganza, no hay que rebajarse a ese nivel sino se termina siendo igual a los que asaltan”

“Hablando con mis padres no recordamos casos de justicia por mano propia, pero sí nos enteramos de un caso reciente en que un colectivo atropelló a una anciana y el marido, ex militar de 81 años, le disparó al chofer. Nuestra conclusión es que a pesar del odio y la bronca, no se debe hacer justicia por mano propia porque uno termina arruinando su propia vida. En cambio hay que dejar que la ley actúe.”

“Escuché una vez de un caso en el que un ladrón entra a la casa de una persona, esta persona en defensa propia, toma un arma, el ladrón corre y la otra persona le dispara en la pierna mientras sale de la casa, luego el criminal demanda a la otra persona. Nuestra opinión es que la justicia por mano propia es común, pero no es conveniente”.

CONCLUSIONES
Los chicos compartieron sus experiencias personales en relación a la inseguridad.
Lamentablemente estamos invadidos por noticias relacionadas al hecho y, muchos chicos consideran que “alguien tiene que hacer algo”.
Es preocupante la actitud ante los casos analizados y los comentarios expresados por los alumnos que muestran la postura de las familias.
Vamos a seguir trabajando en la importancia del sistema judicial, el cumplimiento de las leyes y las normas de convivencia.


Volver a Noticias

Colegio General Belgrano
Contacto
  • Carlos M. de Alvear 1075, Ituzaingó - Bs. As.
  • 4624-0278 / 3483 / 2813
  • belgrano@vaneduc.edu.ar